De azules y libros

SUCEDE... QUERER HABLAR CON LOS LABIOS CERRADOS; TANTOS COLORES IGUALES EN LAS CABEZAS DE TANTA GENTE DISTINTA... POR DONDE PASA UNA PERSONA PASA SU NOVELA... LIBROS LLENOS DE AZULES, DE AZULES Y DE LIBROS...

jueves, febrero 03, 2005

Se me escapa de las manos

Si dijera que no hay conclusión, que a veces me encuentro haciendo cosas que se me escapan de las manos y luego es demasiado difícil atraparlas del suelo, porque son resbaladizas como gotas y se cuelan en las juntas de las baldosas hasta calarse al piso de abajo, hasta ser tan solo manchas en el techo.
Siempre me ha dado pereza tener que bajar las escaleras y pedirle permiso al dueño para poder recoger la humedad de su techo. Tardo mucho en explicarle que las gotas son mías, que no dejan de ser historias que se me escaparon de las manos, pero normalmente me miran con cara extraña y piensan hacia dentro que menuda loca ha ido a tocar a la puerta de sus casas.
Por eso las cosas que me han ido pasando me gritan que simplemente deje estar lo que quiere que lo dejen estar.
Da igual darle mas vueltas, que por mucho que mire al techo la humedad volverá a mis manos cualquier día cuando vuelva a nevar. No bajarán como hormigas hasta llegar de repente subiendo por mis piernas y volver a ser como metal liquido y espeso, helado, tan helado que abro los dedos y se me escapa de las manos.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal