De azules y libros

SUCEDE... QUERER HABLAR CON LOS LABIOS CERRADOS; TANTOS COLORES IGUALES EN LAS CABEZAS DE TANTA GENTE DISTINTA... POR DONDE PASA UNA PERSONA PASA SU NOVELA... LIBROS LLENOS DE AZULES, DE AZULES Y DE LIBROS...

martes, octubre 24, 2006

Tengo ganas de que me quiera todo el mundo


Supongo que hay días que caen como cemento, a veces dejan el cielo gris plomo y otros, como estos extraños días lluviosos de octubre, caen como gotitas puntiagudas que hacen que el asfalto resbale.
Me siento un poco sola y lo siento, pido perdón, porque se supone que no debería pero como ha dicho mi profesor de Psicoanálisis "Cuanto daño le ha hecho a la humanidad el "pero no debería"
Amigos aún indefinidos, mi falta de libertad y la presión del último año, Edu aún no ha encontrado curro, vuelven las taquicardias y siento como yo soy la única que se cree las pequeñas mentiras.
No sé, tengo ganas de ser muy muy feliz indefinidamente (solo que según la teoría de "procesos oponentes" cuando experimentas algo en un sentido emocional (una paliza) al retirar el estimulo se experimentará una respuesta de signo emocional contrario (placer) " (Solomon)
Así que si una vida es demasiado feliz, el signo emocional contrario sería mucho más chungo que si viviéramos una vida de nostalgias y de vez en cuando llegaran rayitos que alegraran las cosas.
Me gustaría vivir en un cuadro precioso, parecido a nuestra preciosa vida de Torino, con tantas cosas que hacer, que aprender, cafés y velitas...
Hoy tengo ganas de que me quiera todo el mundo

Etiquetas:

4 comentarios:

Blogger La gata que vuela ha dicho...

YO TE QUIERO!! No te preocupes Caye, que sabes que las cosas tienden a acabar bien, como demuestran las pelis de Disney... esa teoría sobre el placer y el dolor, no sé, como que no me convence mucho.
Por aquí llueve una pizca cada dí, pero una pizca dura, como escupida. Ya he recogido la ropa tendida y he tomado precauciones (zapatos de goma, que no catiuskas, que se me han agujereado); pero nada me puede asegurar que no me vaya a mojar.
Igual que nada nos puede librar de los pequeños malos momentos (o ratos).
C'est la puta vie!!
Un besazo y un abracito de los de ensayo (sigo intentándolo)

1:43 a. m.  
Anonymous principessa all star (ahora verdes) ha dicho...

Debe ser la lluvia la que causa estos deseos de mimos y abrazos...hasta en mi...como me oiga bea... Tu tranqui q ya se evaporarán, y el kampi encontrará curro, y yo acabaré la carrera...y como dice la mina todo acabará bien, volverá esa estrella q nos acompañaba en nuestros viajes!!
Yo tb te quiero pelirroja desteñida!!
bstsss

7:47 p. m.  
Blogger La gata que vuela ha dicho...

ohhhhhhh! Daniela! Qué ilu me hace que quieras mimos... yo vuelvo a estar triste por el elemento masculino. Pero creo que estoy creando cayo, una se acostumbra a todo (aunque no sea capaz de entenderlo).
Ronroneos desde lejos

6:20 p. m.  
Blogger Pequeña ha dicho...

Ámina mejora cada día en sus lecciones de abracitos. Ya se deja sin ponerse tiesa y tiembla menos cuando abraza.

Yo también quiero que me quiera todo el mundo, pero bueno, los pocos que me quieren no lo hacen mál.

Besitos

2:34 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal