De azules y libros

SUCEDE... QUERER HABLAR CON LOS LABIOS CERRADOS; TANTOS COLORES IGUALES EN LAS CABEZAS DE TANTA GENTE DISTINTA... POR DONDE PASA UNA PERSONA PASA SU NOVELA... LIBROS LLENOS DE AZULES, DE AZULES Y DE LIBROS...

sábado, enero 06, 2007

Resumiendo

A veces se convierte en demasiado tiempo, y a veces el invierno resulta demasiado largo, o demasiado frío, o demasiado algo para decir olvidar y recordar todo lo que quiero decir, olvidar o recordar.
Los años se mezclan con las conchas marinas, nuestra huída a San José terminó por ser agua con sal para la psique, y los viajes y los personajes que ansiábamos conocer de niños no so más que viajes y personajes a los que hemos conocido ya.


















Es cierto que ha habido cenas y risas, regalos y conversaciones, estados de seguridad mientras sonaba la guitarra y mientras nos despedíamos “hasta siempre Jeremy ojala seas tan feliz como cuando te dejé, ojala quedemos pequeñitos hilvanados en un pespunte”.







Poder entrar y salir de las etapas sí que sería evolución, y no este maldito progreso que te obliga a estancarte en tu época, odiar los gases contaminantes y a los políticos corruptos.









Confundida y confunsa como siempre, viendo gigantes en los molinos de viento, entendiendo mis días y mis porqués e incluso mis afectos con temores que ni de lejos he superado.

Y no es que me sienta sola, pero es como si pudiera sentirme vacía. Sin embargo, este año he tenido muchas personas regalo, gente que no esperaba, misteriosas deserciones y racimitos de ideas.

Hoy es la mañana de Reyes y no ha sido tan especial como esperaba, es como si todas mis expectativas hubieran querido hacerme entender de una vez por todas, QUE NO DEBO CREARME EXPECTATIVAS. Sin embargo los Reyes han traído alas para poder volar, para poder huir para decirles a todas “gracias”, aunque la apatía a veces, no depende de los mundanos asuntos de la praxis, como diría mi quería Alicia entre sus adelfas.

Y a ti... Echándote de menos una vez más, entre tiramisús y uvas entre ruinas, ahora pareces la chica del pelo color cebada, ojala México o Cuba o el mundo estuvieran a plena excursión, siento no poder ir por ahora, tenemos que hablar de un futuro próximo, ya me cansé del eterno pretérito maravilloso.

La navidad ha sido un año más terriblemente absurda salvo por mis pequeños seres crecientes con los que es maravilloso descubrir los libros y las historias desde sus 6 y 10 años, lo demás ha sido una miscelánea de pavores, lejanías, ausencias, y alcohol a granel.

¿Año nuevo vida nueva?
Ya comienzo a tener pánico a las despedidas, y no sólo porque sea yo la que me largue, sino porque pronto emigrarán muchos, mi querida Anna, otra isleña más a la que añorar entre mariscos y arena suave, mis queridas canarias mis queridas pitiusas.

Es cierto que se pinta un horizonte de reencuentros de pepinillos y nutella... Sudamérica a tres siempre será más linda, y Londres de tres en tres o de cuatro en cuatro, en fin, debo reconocer que Europa en mis planes depende como diría Drexler de amor y de casualidad.Ha todos mis no besados, no llamados y no felicitados, no me lo tengáis en cuenta, no me gusta mandar mensajes en cadena. Sirva esto de redención.
Feliz Año, y feliz comienzo.

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger La gata que vuela ha dicho...

Siento no haberlo leído en su momento... andaba aislada, ya lo sabes. Pero tus melancolías nunca pasan de moda, como los clásicos se pueden aplicar a cualquier época o día. Hoy no es la mañana de reyes, pero este año ni siquiera recordé cuando lo era. Creo que mi memoria ya no falla únicamente para lo pasado. Por eso me gusta que me recuerdes por qué he tenido momentos tan especiales en mi vida y cuándo.
La memoria nunca debió ser una habilidad individual, sino colectiva.
No me permitas olvidar.
Gracias por escribir como lo haces

6:33 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal